La paradoja de un premio por atender a víctimas de violación

La paradoja de un premio por atender a víctimas de violación

Denis Mukwege, es un ginecólogo particular, se especializó en atender a mujeres violadas o víctimas de algún abuso sexual, sus pacientes le llaman el “Doctor Milagro«.

Paradójica mente la cifra de mujeres abusadas en el mundo es tan alta que esto convierte a la ginecología en un mercado virgen que ha sido descubierto y ahora será premiado por la fundación Nóbel de la paz.

Mukwege estableció hace casi 20 años el hospital Panzi en la ciudad de Bukavu, República Democrática del Congo, poco después de tratar a una mujer que había sido violada y mutilada por hombres armados.

Mukwege describe la «horrible lesión» de la paciente y destaca que «no solo la habían violado sino que también habían disparado balas contra sus genitales y muslos».  En la actualidad su hospital atiende a más de 3.500 mujeres al año y realiza hasta 10 operaciones por día.

El nobel y la paradoja de un premio por atender a víctimas de violación

La diversidad de «culturas» ha permitido que las mujeres sean mutiladas y tratadas como botín de guerra, muchas han sido esclavizadas y vendidas de hombre en hombre, o son vendidas por sus propios padres a sus futuros «esposos».

La avanzada del autodenominado Estado Islámico ha hecho de las mujeres las principales víctimas. Con la premisa de asesinar a los hombres y vender o esclavizar a las mujeres los rebeldes en Oriente Medio hacen de las mujeres un objeto.

Víctimas de violación piden auxilio al mundo para detener al EI en Siria e Irak

El premio para el que es postulado el «Dr Milagros» demuestra lo «novedoso» que es para la humanidad atender a las víctimas, y destapa una realidad de los Estados y organizaciones internacionales: la atención a la mujer no forma parte de las prioridades del mundo.

Y ante el showvinismo de la paz una realidad se impone, mientras la Fundación Nobel premia la atención a las víctimas de abuso sexual, la Casa Blanca en Estados Unidos promueve a la Corte Suprema a un juez acusado de agresión sexual

EC

Nobel de la Paz 2018, con una mirada hacia la mujer

Artículos relacionados