Fuente diplomática revela posible plan de Trump para frenar guerra en Siria

Una fuente diplomática siria, citada el domingo de manera anónima por la agencia iraní Fars, divulgó que una delegación estadounidense encabezada por la congresista demócrata Tulsi Gabbard, conllevaba un mensaje que indicaba una nueva era en las relaciones Washington-Damasco bajo la presidencia del republicano Donald Trump.

Según la fuente, durante su encuentro con el líder y las autoridades sirias, Gabbard planteó “tres posibles escenarios” para el país árabe. “La primera opción es dar seguimiento a esta guerra sin fin y sin victoria para ninguna de las partes, algo que no beneficia a ningún bando y tampoco cuenta con el apoyo de EE.UU.”, indicó.

La segunda opción se refería al reforzamiento de los grupos armados de la oposición, que también incluyen a las facciones extremistas, algo que Trump no desea. De hecho se opone a brindarles apoyo militar y cooperar con ellos.

“El tercer escenario, y el más apropiado, es la continuación del Gobierno bajo el liderazgo de Al-Asad, dado que actualmente él es la mejor opción para dirigir el país, aunque con algunos cambios en la forma de la gobernación”, subrayó la demócrata, quien es veterana de guerra al contar con dos giras por Irak en unidades médicas. La primera fue de forma voluntaria.

A mediados de mes, Gabbard anunció que se entrevistó con el presidente sirio, Bashar al-Asad, para abordar temas relacionados con el conflicto en ese país y las nuevas políticas de Washington al respecto.

Gabbard, favorable a un cambio de política hacia el país árabe, aludió de manera implícita a un plan estadounidense para una cooperación militar encaminada a liberar la ciudad de Al-Raqa, considerada la capital del grupo terrorista Estado Islámico (Daesh, en árabe) en suelo sirio.

Al apoyar la recuperación de Al-Raqa, Trump marcaría una gran victoria durante sus primeros años en la Casa Blanca, al igual de lo conseguido por el expresidente Barack Obama al eliminar al dirigente de Al-Qaeda, Osama bin Laden, en 2011, puntualizó la legisladora.

A este respecto, la fuente siria explicó que “Al-Raqa es fácil de retomar” mediante ofensivas y operaciones terrestres, ya que se trata de una ciudad pequeña sin túneles o edificios altos.

Cabe destacar, que debido a esta aproximación hacia Siria, la congresista ha sido duramente atacada y criticada por políticos estadounidenses, quienes califican a Al-Assad como un “carnicero” y prefieren mantener el apoyo a los oposición “moderada” que ha sido acusada por Rusia de ser igual de sanguinarios que los terroristas del Estado Islámico.

Durante una entrevista realizada por CNN la semana pasada, la congresista señaló que mientras caminaba por las calles de Alepo y Damasco, las personas le preguntaban por qué su país seguía armando a los grupos terroristas y que en Siria no existe ninguna oposición “moderada”.

Con información de FARS, HispanTV y Sputnik.

JA

Artículos relacionados