España va por los militantes independentistas de Cataluña

La Guardia Civil detuvo en Cataluña a cuatro miembros de los Comités de Defensa de la República (CDR) acusados por la Audiencia Nacional de terrorismo y rebelión.

Las autoridades creen que los detenidos fueron los organizadores de los cortes de carreteras llevados a cabo la pasada Semana Santa en protesta por el encarcelamiento de varios dirigentes independentistas.

El Ministerio Público advierte de que las personas actuaron «de forma coordinada» con el objetivo de «provocar un clima de agitación social». También han sido relacionados con un mensaje de audio que se distribuyó entre activistas en los días posteriores a la detención en Alemania del ex president de la Generalitat Carles Puigdemont.

Además de las detenciones, los medios señalan que la Guardia Civil está llevando a cabo registros en varios municipios catalanes, como Viladecans y Esplugues de Llobregat, por lo que no se descartan nuevos arrestos.

La Justicia española ya había abierto días atrás diligencias contra los CDR, que estaban siendo investigados tanto por la Policía Nacional y la Guardia Civil como por los Mossos d’Esquadra (Policía catalana).

Actualmente hay decenas de políticos catalanes encarcelados y otros exilados en Suiza, Alemania, Bélgica y Escocia. Todos ellos elegidos en las urnas por la legislación autonómica, sin haber practicado violencia y de pensamiento político distinto: de derechas, de izquierda y de izquierda revolucionaria.

ER

Detención de Puigdemont calentó las calles de Cataluña

Artículos relacionados