Exhumación de Franco por la vía del decreto

La disputa histórica heredada en el Valle de los Caídos parece llegar a su fin con la exhumación de Franco, decretada por el Congreso el año pasado e incumplida por Mariano Rajoy. Pedro Sánchez, quien llegó al gobierno en junio de este año está decidido a acatar, despertando el histórico debate entre quienes exhaltan y rechazan esta emblemática figura.

Se trata de un Mausoleo de imponente estructura, a su entrada una inmensa cruz recibe a los visitantes. Mandada a construir por el mismo dictador, fue inaugurado en abril de 1959, ahí reposan los restos de los caídos partidarios del dictador y en menor número, republicanos que cayeron en la sangrienta Guerra Civil española que ha dejado una herida abierta en la memoria histórica, razón por la que desterrar a Francisco Franco se hace con el objetivo simbólico de convertir el Valle de los caídos en un lugar de reconciliación, ha recalcado el actual presidente del gobierno de España.

Pero la decisión ha costado una serie de disputas, para los detractores se trata de borrar o excluir a esta figura que sin duda no deja indiferente a nadie, sus familiares también están en total desacuerdo y han alegado que de ser necesario acudiran al benedictino.

Justamente el no tener la autorización de los familiares ha sido la traba legal para llevar a cabo dicha exhumación, sin embargo la vía del decreto ha sido tomada en cuenta por Sánchez para reformar la Ley de memoria histórica, aprobada por José Luis Rodríguez Zapatero y sortear posibles demandas. La propuesta legal será votada con mucha probabilidad de aprobación este viernes 24 de agosto en Consejo de Ministros y luego debe pasar por el Congreso, informó este martes José Guirao, de Cultura, quien agregó que a su juicio el lugar no puede ser patrimonio cultural porque no ha sido acogido por la sociedad en su conjunto, por el contrario se ha convertido en un «monumento de exaltación al franquismo».

JKG

España dividida por la tumba de Franco

 

 

Artículos relacionados