Dieta keto: El regreso a la comida ancestral que nos quitó la industria 

Comer lo que se caza, lo que se pesca y lo que se cultiva, así es que se debe comer. Para Aimeg García, está es la forma adecuada de comer, al menos así lo ha aprendido durante los pocos meses que tiene aplicando la Dieta Keto o Dieta Cetogénica para mejorar su salud.

No es comer por comer, sino comer sano y sabroso. Tampoco fue que eligió esta dieta por moda, ni la vio en un tutorial, se la recomendó una nutricionista clínica, especialista en endocrinología, metabolismo y tratamiento de la conducta alimentaria, luego de evaluar su condición de salud.

Para hacer esta dieta no hay que comprar comida procesada, al contrario se basa en todo lo que se obtiene de forma natural, lo que a veces es más costoso, pero más saludable.

Se trata de un proceso que elimina por completo la harina procesada de maíz o trigo, los azucares y los carbohidratos y donde predominan los vegetales y las grasas (sí, las grasas) para eliminarlas. Para muchos parece imposible, pero en un mes Aimeg ha bajado 4 kilos, lo que para ella es un logro radical, porque lo ha hecho comiendo sano y sabroso.

Luego de probar varios planes de dieta, hasta ahora siente que esta es la que más le ha funcionado a su proceso, pues tiene problemas de salud que han ido mejorando gracias a este nuevo régimen alimenticio.

¿Qué se puede comer?

Todo tipo de vegetales, carnes y aves orgánicas, cochino y lácteos. La dinámica hace que se ingenien nuevas formas de comer. Aimeg asegura que es un proceso difícil de adaptar al cuerpo, ya que estamos acostumbrados a comer comida procesada, además es muy costoso. Ella ha preparado pastel de brócoli, brownie, fajitas de lechuga y hasta panquecas de almendra.

Entre lo permitido está el aceite de oliva, aceite de coco, almendras, huevos, mariscos, nuez, mantequilla, tocineta, mayonesa casera, consomés de huesos y sopas y cremas sin restricciones.

Esta dieta nació entre 1885 y 1959 de la mano de Russell M. Wilder, con la intención de generar un proceso similar al ayuno.

La dieta de moda

Celebridades como Meryl Streep, Kim Kardashian, Jennifer Aniston y Mick Jagger alaban las bondades de este plan de nutrición para perder peso rápido y seguro sin que se aplique el efecto rebote.

Este plan hace que las reservas de grasa de tu cuerpo se convierten en cetonas (un compuesto orgánico con un grupo funcional carbonilo unido a dos átomos de carbono), que a su vez alimentan a los músculos y al cerebro frente a los carbohidratos y genera una rápida quema de grasa y pérdida de peso.

Keto es la abreviatura de cetosis, un estado metabólico que ocurre cuando el hígado comienza a usar la grasa almacenada para producir cetonas y obtener energía.

Los detractores

Hay especialistas que no aprueban este proceso, asegurando que no es sostenible y que debilita al cuerpo porque no incluye carbohidratos. Irene Delgado, médico especialista en nutrición, explica en exclusiva para VTActual que el problema de esta dieta llega cuando las cetonas empiezan a dañar la masa muscular y a provocar otras alteraciones a nivel orgánico.

«Este proceso puede desencadenar piedras en el riñón, aumentar los niveles de acidez en la sangre, pérdida de masa muscular, y perdida de la energía en los pacientes, porque no se tienen los componentes completos para el funcionamiento del cuerpo«, asegura.

Detalla que este proceso debe aplicarse máximo por dos meses, «mantenerla en el tiempo es una locura porque tanta grasa puede llevar al paciente directo a un ataque cardíaco o a una subida de tensión inmediata», sentencia.

Narkys Blanco/VTactual.com

Nuggets de coliflor: el pasapalo ideal

 

 

 

Artículos relacionados