Sin sobresaltos transcurrió la quinta fecha del Mundial de fútbol

Ningún partido de la quinta fecha del Mundial de Fútbol quedó empatado: Bélgica le ganó a Panamá 3×0, Suecia le ganó 1×0 a Corea del Norte e Inglaterra se impuso sobre Túnez 2×1.

https://twitter.com/ActualFutbol/status/1008764914897432576

Debut negativo

La selección de Bélgica se impuso a la debutante Panamá 3-0 en el Estadio Fisht en Sochi y se pone momentáneamente a la cabeza del grupo G del Mundial de Fútbol en Rusia.

Panamá se vino abajo con el primero en contra, tras una gran primera mitad de los dirigidos por el colombiano Hernán Darío Gómez. Luego buscaron su gol, pero no hubo puntería.

El arquero centroamericano, Jaime Penedo, atajó varios tiros de Eden Hazard, Romelu Lukaku y Dries Mertens.

Iniciado el segundo tiempo, el gol llegó a los 47 minutos con un disparo de Mertens hacia la esquina superior del arco. Penedo se estiró para intentar alcanzar el balón, pero fue inútil.

Lukaku hizo gala de su técnica al anotar un doblete, a los 69′ y 75′, para dejar el resultado en goleada.

A Bélgica le bastó con tres zarpazos para llevarse los tres puntos. La calidad se impuso.

Otra vez el VAR

Con un gol desde el punto penal (minuto 65), Suecia le ganó por la mínima a Corea del Sur.

El gol del capitán Andreas Granqvist llegó tras un claro penalti pitado gracias al VAR después de que en un primer momento el árbitro salvadoreño Joel Aguilar no cantó la falta.

Es el séptimo penal señalado en esta Copa del Mundo y el tercero por intervención del VAR.

Corea del Sur jugó una formación 4-5-1 en la primera mitad, con la defensa muy atrás y el equipo intentando recuperar el balón para contraatacar.

Aunque lo intentó, especialmente en los minutos finales del partido, el empate no llegó.

Con este resultado, Suecia empata con México en cabeza del Grupo F, en el que Alemania queda en una situación peligrosa.

Suecia solo ha mantenido su portería a cero en tres ocasiones en sus últimos 24 partidos en la Copa del Mundo.

Triunfo agónico

La selección de Inglaterra se estrenó con un sufrido triunfo en el Mundial Rusia 2018, luego de superar por 2-1 a Tunéz gracias a un doblete de Harry Kane, en partido disputado en el Volgogrado Arena.

El primer gol llegó cuando luego de un tiro de esquina que fue cabeceado en el área por Stones, haciendo que el portero Mouez Hassen haga una tapada sensacional, pero que dejó un rebote que bien aprovechado por Harry Kane para abrir el marcador.

Minutos después el arquero tunecino debió dejar la cancha por lesión, siendo sustituido por Farouk Ben Mustapha.

Luego de ese tanto los ingleses manejaron las acciones con comodidad, pero sobre los 35’ un absurdo codazo de Walker a Ben Youssef hizo que el juez colombiano Wilmar Roldán marque la pena máxima. Ferjani Sassi cobró bien el penal que le dio el empate al conjunto africano.

En el segundo tiempo la tónica del juego siguió, aunque el gol inglés parecía que no iba a llegar. Hasta que a los 91’, cuando se morían las esperanzas de los británicos de ganar el juego, un tiro de esquina por derecha fue peinado por Henderson dejándole el balón servido a Harry Kane, para decretar el 2-1 definitivo.

Bélgica es líder momentánea del grupo G.

Solo -sin marca- el letal delantero inglés definió con un certero cabezazo

 

ER

 

Artículos relacionados