Árbitro argentino se las ve negras por una tarjeta roja

Nuevamente el fútbol argentino vuelve a ser escenario para la violencia, en esta oportunidad, el jugador del Sporting de Santo Pipó, Luis Maciel, propinó dos golpes en la cara al árbitro de nombre Gabriel Cortínez, quién cayó al suelo al quedar noqueado, por lo que tuvo que ser trasladado a un hospital.

De acuerdo a los medios de comunicación locales, el árbitro habría sacado la tarjeta amarilla en dos ocasiones al jugador y posteriormente la tarjeta roja, luego de que este último lo insultara en ambas oportunidades, por lo que el futbolista reaccionó de manera violenta. En este sentido, los efectivos de seguridad que se encontraban en el lugar procedieron a detener al agresor.

Al presentarte el incidente, el partido que se disputaba el pasado domingo entre el Club Mitre de Posada y el Sporting de Santo Pipó, tuvo que ser suspendido. Actualmente El Tribunal de Penas del campeonato está estudiando el caso, por lo que se espera que en los próximos días se conozca la decisión, la cual podría impactar de manera negativa contra el futbolista Luis Maciel o su equipo.

Por su parte, el árbitro, quien fue atendido 50 minutos después de haber recibido los golpes y trasladado posteriormente al hospital, donde se le diagnosticó un traumatismo en la mandíbula y fuertes dolores en la cabeza, por lo que permaneció en el centro de salud bajo observación.

Esta sería la segunda vez que se registra un episodio de violencia en el fútbol argentino, luego de que el pasado 24 de noviembre, un autobús en donde se trasladaban los jugadores del Boca Juniors, para la disputa de la final de Copa Libertadores, fuera atacado violentamente con piedras por los hinchas del River Plate.

YR

Costosa será la final de la Copa Libertadores

Artículos relacionados