Los amorosos cantos del llano colombo venezolano que reconoció la Unesco

Hace 400 años comenzó en los campos llaneros colombo venezolanos una tradición que consiste en cantar amorosamente durante las faenas de ordeño de las vacas y el arreo, una práctica que hoy es declarada por la Unesco como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Una delegación venezolana encabezada por el presidente del Centro de la Diversidad Cultural, Benito Irady, junto a dos representantes de la tonada llanera: Vidal Colmenares y Ángel Remigio Tovar, recibieron este reconocimiento en Corea del Sur.

Ambos intérpretes hicieron resonar con sus voces los cantos de ordeño durante la reunión que el Comité Intergubernamental de la Unesco celebró en la isla de Jejú, donde participaron 23 países que también aspiran recibir la misma aprobación de la referida organización.

«Este es un logro significativo del Gobierno Bolivariano. Este es el compromiso del país por garantizar la protección de esta tradición para las generaciones futuras. El cambio ahora es trazar una hoja de ruta para proteger esta manifestación cultural y hacer que nuestros hijos puedan enriquecerse de la tonada llanera», expresó Héctor Constant, embajador de Venezuela ante la Unesco.

El ministro del Poder Popular para la Cultura, Ernesto Villegas, celebró a través de su cuenta en twitter dicho reconocimiento y compartió un video del momento en el que fue emitida la declaratoria.

Esta es la sexta declaratoria lograda por Venezuela durante estos últimos seis años. La primera de ellas fue los Diablos Danzantes de Corpus Christi (2012), seguida de La Parranda de San Pedro(2013), la Tradición Oral de la comunidad indígena Mapoyo (2014), el Tejido de la Curagua(2015), y Los Carnavales de El Callao (2016).

Con información de AVN

Cinco tradiciones culturales de Venezuela son Patrimonio de la Humanidad

 

Artículos relacionados