Todo con autorización de los originarios de Costa Rica

Cada vez que el gobierno de Costa Rica tenga algún proyecto que afecte o pueda afectar territorios pertenecientes a poblaciones indígenas o de alguna forma sus derechos, tendrán que consultarles.

Así quedó establecido luego de que el Estado costarricense y 22 pueblos originarios suscribieran una guía final que define el procedimiento de consulta y en el cual estuvieron trabajando por espacio de unos dos años.

En ese período, un total de 120 encuentros se llevaron a cabo en todas las zonas con población indígena de la nación centroamericana, donde más de 5 mil indígenas participaron e hicieron sus aportes al debate.

Las etnias Bribri, Boruca, Cabecar, Chorotega, Huetar, Maleku, Ngäbe y Teribe fueron artífices junto a las autoridades de la construcción del Mecanismo General de Consulta Indígena.

Para el representante de América Central de la oficina Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, esto representa un ejemplo a seguir: “A partir de hoy, los pueblos indígenas de Costa Rica podrán ejercer su derecho a participar en los procesos de toma de decisiones (…) un hito importante en la historia de los derechos humanos del pueblo costarricense”, dijo sobre la medida que, en el papel, resulta interesante y de la cual su ejecución determinará su funciona al servicio de esas poblaciones originarias.

JI

Artículos relacionados