Cinéfilos intensos y come palomitas aplaudieron tras los créditos

El Festival del Cine Venezolano en Mérida fue el encuentro del audiovisual más importante del año en el país caribeño: Siete operas primas, cinco estrenos mundiales y varias películas con ovaciones en festivales internacionales muy recientes.

“Muchos directores tienen la cábala de que estrenan en Mérida y les va muy bien en taquilla”, comentó a VTactual, Karina Gómez Franco, directora del festival y presidenta de la fundación desde hace 14 años.

Entre el 03 y el 06 de junio se proyectaron en tres sedes de la montañosa capital andina, 20 producciones en competencia.

Hijos de la Sal se llevó cinco premios: Mejor película, mejor dirección, mejor actriz y mejor actor principal y de reparto.

La película La Familia ganó los premios como mejor opera prima, guion, actriz de reparto, dirección de fotografía y mejor montaje.

El Vampiro del Lago se llevó mejor dirección de arte y mejor vestuario.

El mejor maquillaje fue para El Silbón, orígenes.

“Mérida es un espacio tradicionalmente de cine, además ahora está la escuela de medios audiovisuales de la Universidad de los Andes, así que el público agradece mucho este espacio”, explicó Franco.

Aún queda por definir el gandor del «Maratón Atómico Continental» -en el cual participaron cortometrajes de un minuto de duración realizados en tiempo real (plano secuencia).

Cineastas, productores, actores y técnicos ofrecieron talleres y conversatorios como parte del festival.

Desde cine intenso hasta comedia

El festival se caracterizó por la diversidad de las propuestas. Los asistentes pudieron disfrutar de películas de arte y ensayo -o cine de autor-, humor negro, comedias románticas, suspenso e historias de amor.

Sócrates Serrano, actor que interpreta a Ernesto Navarro en la película El Vampiro del Lago, nos comentó que paradójicamente en este momento de crisis –donde la manera de hacer cine se ve limitada desde el punto de vista del manejo de los recursos- cada vez hay productos de mejor nivel.

“Se está generando la necesidad de contar historias distintas y arriesgarse a hacer cosas diferentes”, reflexionó.

La película El Vampiro del Lago fue una de las más celebradas por los asistentes. Está inspirada en la novela negra Un Vampiro en Maracaibo (2008) del escritor Norberto José Olivar.

La obra –basada en las andanzas del asesino serial más cruel de la historia venezolana– es una especie de triller policial de suspenso con matices de terror que pendula entre lo racional y lo superticioso. 100% recomendada.

Carl Zitelmann, su director, explicó que la película fue rodada en Caracas, Charallave, Tacarigua y Maracaibo con el apoyo del Centro Nacional Autónomo de Cinematografía.

Está protagonizada por Miguelángel Landa, Sócrates Serrano, Eduardo Gulino y Abilio Torres, como “El vampiro del Lago”.

Zittermanm, destacó que la película se está proyectando en varias salas a nivel nacional y la gente la ha aceptado con gusto.

“Es lindo cuando la gente aplaude al terminar la película”

Una de las películas que ya venía con excelentes críticas internacionales era la producción de los hermanos Luis y Andrés Rodríguez, Hijos de la Sal.

Esta historia intimista -a modo de docu-ficción- es La historia de una familia fuera de la norma que vive en un árido pueblo salinero de la península de Paraguaná, en el estado Falcón.

Obtuvo una mención especial en la 7ª edición del Festival Internacional de Cine de Rotterdam en Curazao y fue la más taquillera de la muestra.

Andrés comentó a VTactual que no es una película fácil, ni comercial. “Narra una situación densa y se ancla en largos silencios. Nuestra primera película Brecha en el silencio también la estrenamos aquí y ganó opera prima”, recordó.

Hijos de la Sal será estrenada en salas nacionales a partir del 24 de agosto.

Hubo buen cine para los amantes del entretenimiento y las cotufas pero también para los intensos que buscan confrontarse con temas y puestas en escena más profundas.

Al terminar la película, un fuerte aplauso colmaba  la sala cada vez que los asistentes quedaban satisfechos con la propuesta.

Según el público las mejores películas –además de las ya mencionadas- fueron: La familia, Interferencia, Uma y translúcido.

También Caribean Drim, El hijo del presidente, Muerte en Berruecos, El DiCaprio de Corozopando y Bárbara.

ER

Artículos relacionados