“La bolsa árabe”: Explosivo usado en Altamira contra funcionarios venezolanos es una invención extranjera

El explosivo que causó fuertes quemaduras a siete efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) el pasado lunes en Altamira, al este de Caracas, es conocido como “la bolsa árabe”, una composición de elementos pirotécnicos que, al ser confinados en un artefacto, provocan una onda explosiva mayor, explicó un alto funcionario militar.

Según la fuente, se presume que fue activado a distancia, quizás utilizando un teléfono celular, procedimiento similar al que se implementó cuando pusieron una bomba en el automóvil del fiscal Danilo Anderson el día que lo asesinaron.

Semanas atrás, distintos medios de comunicación habían notado unas frases del alfabeto hebreo pintados en varias defensas de la autopista, y en sitios donde se reúnen los manifestantes violentos, y que supuestamente podrían significar «estoy aquí», y han sido vistos en países como Siria, Túnez o Libia, para referirse a agentes extranjeros.

Las autoridades hacen un llamado a los fotógrafos que estaban en el sitio a comunicarse con el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) por si alguno obtuvo alguna gráfica que pueda servir para identificar a la persona que dejó la bolsa con el explosivo.

Por otra parte, también se investiga la infiltración de personas armadas en las manifestaciones de la derecha, debido a la cantidad de efectivos de la GNB que han resultado heridos tratando de repeler las protestas.

El lunes, mientras se realizaba el “trancazo”, hubo tres efectivos de la GNB heridos de bala en La Tahona, el puente 5 de Julio en Petare y San Antonio de Los Altos.

El Ministerio Público, comisionó a Farik Mora, fiscal 55º de Caracas, para investigar las circunstancias en las que fueron heridos los 7 GNB en Altamira.

Ataque con explosivo deja ocho personas heridas durante «Trancazo» en Venezuela

Con Información de La Iguana

Artículos relacionados