Hasta los niños son amenazados en EE. UU por sospechosos

Cada día la actuación negativa de la policía en Estados Unidos se supera a sí misma.

Esta vez un efectivo en El Paso, Texas, fue captado en vídeo cuando apuntó con su arma a un grupo de niños que presuntamente le reclamaban por la detención de un adolescente.

Al hacerse viral las imágenes, el uniformado fue suspendido y se inició una investigación en su contra.

Hasta el momento ha sido visto por más de 3 millones de personas.

Ante el escándalo mediático, la policía local tuvo que dar detalles del evento que se inició cuando los uniformados respondieron a un llamado de “allanamiento criminal en progreso” y luego se produjo un altercado entre el agente del orden y un adolescente a quien somete por la fuerza.

Alrededor, al menos seis niños y adolescentes le gritan improperios y el uniformado saca su pistola, les apunta y pide respaldo.

Al llegar el apoyo, el primer uniformado azuza a los menores y a una mujer adulta para que no interfieran en la detención.

Un adulto y un menor fueron arrestados en este caso por interferir con la policía. No se informaron de lesionados.

Con la llegada del presidente Donald Trump a la Casa Blanca la actuación policial se ha endurecido, sobre todo contra comunidades minoritarias como afroamericanos, inmigrantes e indigentes.

Analistas aseguran que el abuso policial responde al respaldo que sienten las fuerzas del orden del mandamás de Washington quien mantiene un discurso xenófobo, racista y clasista.

ER

La nueva cara antimigrantes de Estados Unidos

 

Artículos relacionados