Joven quemado vivo por guarimberos en Altamira, este 18-J, sobrevivió y contó todo

Hilario López, el joven que fue brutalmente agredido por las hordas fascistas de la derecha venezolana este martes en Altamira, en donde casi pierde la vida tras ser prendido en fuego, ofreció sus primeras declaraciones sobre lo ocurrido, desde el Hospital Domingo Luciani.

Entre su impotencia, producto de las fuertes quemaduras en su cuerpo, pidió encarcelar a los grupos terroristas y, de esta manera, acabar con los guarimberos, quienes han optado por incinerar a personas que consideren tengan «vínculos» con el Gobierno o que, por «el aspecto físico», «parezcan chavistas», según el estereotipo que se ha creado la oposición venezolana y su aparataje mediático para concebir la imagen de los seguidores del proceso revolucionario.

«Yo venía caminando y los guarimberos me confundieron con un chavista: ‘ahí va un chavista, un chavista’. Yo no soy chavista, le dije, yo no soy chavista, hermano. Me dieron unos batazos, puñaladas, me echaron gasolina y me prendieron. Yo iba a buscar a mi papá. Eso no se hace, ahorita estoy sufriendo bastante por las quemadas», relató consternado el joven.

LaIguana.TV

Oposición venezolana retoma el terrorismo: así fueron las acciones de calle este 18-J

Artículos relacionados