Embajador de Venezuela denunció en la ONU una rotunda verdad

Venezuela denunció ante el Grupo de Países de Ideas Afines que hace vida en el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de Naciones unidas (ONU), las amenazas de invasión militar y las medidas coercitivas unilaterales implementadas contra nuestro país por el Gobierno de Donald Trump.

El representante permanente de Venezuela ante la Organización de las Naciones Unidas en esta ciudad, embajador Jorge Valero, manifestó ante una nutrida concurrencia de embajadores, que Venezuela es objeto de una sostenida y grotesca campaña internacional, que busca desestabilizar las instituciones democráticas, e incluso, el derrocamiento del Gobierno Constitucional que preside Nicolás Maduro Moros.

“Esta amenaza ha sido rechazada por gobiernos y pueblos del mundo. Los gobiernos de América Latina y el Caribe han condenado esta insólita amenaza que, de materializarse, pondría en peligro la paz regional y la seguridad internacional”, enfatizó Valero.

El alto diplomático señaló que el Gobierno de EEUU también ha desatado una guerra económica-financiera en contra de Venezuela, adoptando sanciones coercitivas unilaterales “que representan un verdadero asedio a una Nación soberana como la nuestra, caracterizada por impulsar una diplomacia de paz y fomentar la solidaridad entre los pueblos, especialmente, con los países en desarrollo”.

Valero recalcó que esta guerra económica afecta el desempeño productivo del país y perjudica al pueblo venezolano.

Expresó que voceros autorizados del Sistema Universal de Derechos Humanos, como el Relator Especial sobre el impacto negativo de las medidas coercitivas unilaterales sobre el disfrute de los derechos humanos, Idriss Jazairy, y el experto independiente sobre la promoción de un orden internacional democrático y equitativo, Alfred de Zayas, han impugnado, a través de declaraciones públicas, esas medidas coercitivas.

Subrayó el embajador Jorge Valero que el secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, ha indicado que está convencido de que la situación venezolana no se puede abordar mediante la imposición de medidas unilaterales, y que, más bien, se requiere una solución política basada en el diálogo y en el compromiso.

“Las acciones injerencistas foráneas alentaron a los grupos más violentos de la oposición venezolana, quienes desataron una ola de acciones terroristas acompañadas de una intensa campaña mediática internacional, que ha contado con millonario financiamiento foráneo”, remarcó Valero.

NM/Minci

Artículos relacionados