Ecuador: si es que hubo un fraude, hubo un fraude moral por las mentiras e infamias levantadas alrededor del proceso electoral

El Consejo Nacional Electoral (CNE) de Ecuador inició el recuento de algo más de 1,2 millones de votos de los comicios presidenciales del pasado 2 de abril, cuando se realizó el balotaje entre Lenín Moreno y el opositor Guillermo Lasso, candidatos a suceder a Rafael Correa.

En la ceremonia de inauguración, el presidente del CNE, Juan Pablo Pozo, indicó que se abrirán más de 3.800 paquetes electorales que contienen más de 1,2 millones de votos, que se recontarán tras la solicitud realizada, en el recurso de objeción, por las dos organizaciones políticas que presentaron candidatos a las elecciones.

En el balotaje de inicios de mes participaron Moreno, por el movimiento Alianza País (AP, izquierda), y Lasso, por Creando Oportunidades (CREO, centroderecha) en alianza con SUMA.

Pozo aseguró que su institución trabajó con apertura y transparencia durante todo el proceso electoral, características que mantienen en la etapa posterior a los comicios, y subrayó que en el recuento se ha dado paso a la totalidad de las objeciones presentadas por los grupos políticos involucrados.

«Eso refleja que este proceso no solo se basa en la legalidad, también se basa en la legitimidad», dijo el presidente del CNE al inaugurar la jornada de recuento que se realiza en un coliseo.

Al sitio, donde se instalaron 177 mesas con funcionarios del CNE, han acudido también representantes de organismos internacionales y delegados de la revolución ciudadana pero no del opositor, que había anticipado que no asistiría porque pide un recuento de la totalidad de los votos del balotaje.

Pozo defendió la imparcialidad de su institución en el proceso, pero apuntó que no serán imparciales ante la «infamia y la mentira».

«La democracia tiene espacio para todas las voces, para voces plurales, para voces respetuosas, para todas las organizaciones políticas», pero no para agresiones, insultos ni presiones, añadió.

El recuento de votos no es «solamente por la democracia» sino por «la dignidad y por la verdad», dijo al tiempo de rechazar las denuncias de presunto fraude hechas por la oposición.

«He dicho que si es que aquí hubo un fraude, hubo un fraude moral por tantas mentiras y tantas infamias levantadas alrededor del proceso electoral», apuntó.

El recuento de hoy, anunciado desde el pasado jueves, tiene lugar un día después de que el Tribunal Contencioso Electoral (TCE) de Ecuador rechazó un recurso de apelación de CREO, que solicitó un nuevo recuento de la totalidad de sufragios de las presidenciales.

BD
Con información de EFE

Artículos relacionados