¿Darás un regalo sexista esta Navidad?

En la cultura capitalista en la que estamos imbuidos, la Navidad suele ser la época de mayor consumo y particularmente de mayores compras por aquello de la llegada del «Niño Dios». Se trata de una tradición que, como todas, habla mucho de nuestra ideología y nuestra manera de ver el mundo.

La infancia es el periodo de la vida en el que más se absorbe información, es por ello que el cuidado de la misma es fundamental para el cambio de la sociedad. Y el juego es el principal medio que tienen los niños de comprender el mundo que los rodea. De ahí la importancia de las dinámicas lúdicas, porque el juego también es un mecanismo para imponer ideología.

Al hacer una rápida ojeada por un catálogo de juguetes, o entrar a una tienda, se nota que la diferencia de roles de género es radical: rosado y morado para las niñas, azul y verde para los niños; ellas lavan, plancha y cocinan; ellos construyen, conducen y disparan.

Como señala Ana Sánchez, «hay juguetes para niñas y otros para niños, porque esta sociedad reproduce y alienta estereotipos y prejuicios que son funcionales a sostener el patriarcado. Así, no sólo queda preestablecido a qué sería correcto jugar, sino que también cumple muy bien la función de estigmatizar a aquél o aquella que salga de esta norma»

Parece inocente, pero “esta diferenciación, producto de una construcción social que nada tiene que ver con la naturaleza, y que bien podría ser inofensiva durante la primera infancia, provoca, en edades más avanzadas, desigualdades y relaciones de poder que se arraigan fuertemente en sociedades patriarcales, generando la subordinación del género femenino respecto del masculino» asegura la abogada española Romina Pzellinsky, Responsable del Programa sobre Políticas de Género de la Procuración General de la Nación.

Es por ello que en España ya se han desplegado varias campañas que buscan «jugar con libertad» y escapar un poco de estos clásicos estereotipos que la cultura impone desde todos los flancos posibles.

El Ayuntamiento de Madrid pide a los padres acabar con los juguetes sexistas estas navidades, mediante una campaña, cuyo manifiesto que reza: No somos rosas o azules, nos gustan todos los colores. Jugaremos con todo hoy para ser todo lo que queramos mañana.

KPO

Artículos relacionados