Conozca más sobre Marisa Leticia Rocco, la compañera de vida de Lula Da Silva

Marisa Leticia Rocco, quien murió este jueves a sus 66 años tras haber sufrido un derrame cerebral hace nueve días, participó activamente en toda la carrera política de su esposo, Luiz Inácio Lula da Silva, el presidente más carismático que ha tenido Brasil.

Fue muy influyente en las decisiones de Lula durante los 43 años que estuvieron de casados, así como mantuvo una participación en hechos históricos, como la fundación del Partido de los Trabajadores (PT).

Leticia Rocco era madre de cinco hijos, cuatro de ellos con Lula. Tuvo dos nietos. Fue primera dama de Brasil hasta el 1 de enero de 2011; es la penúltima de once hermanos de una familia de inmigrantes italianos.

A los 13 años entró a trabajar en una fábrica de chocolates como empacadora de bombones. Permaneció allí hasta que cumplió 21 años, y quedó embarazada de su primer hijo de su primer matrimonio.

Tras enviudar vuelve a trabajar pero como inspectora en un colegio estatal contratada por la alcaldía. En ese año, 1973, conoce a Lula en el Sindicato de los Metalúrgicos de São Bernardo do Campo, y contrae matrimonio siete meses después.

En la década de los 80, lideró la Marcha de las Mujeres para reclamar la liberación de sindicalistas que habían sido presos por realizar huelgas en el Gran San Pablo contra la dictadura militar, entre ellos Lula.

La primera bandera del Partido de los Trabajadores (PT) fue cortada y cosida por Marisa, en 1980.

En octubre de 2003, en uno de los viajes internacionales del presidente Luiz Inácio Lula da Silva, la primera dama recibió la condecoración Gran Cruz de la Orden del Mérito Real, concedida por el Gobierno de Noruega.

BD

Artículos relacionados