China rechaza apoyo de EE.UU. a Japón en disputa de islas Senkaku

China expresó su preocupación ante las declaraciones de apoyo del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a Japón sobre las islas Senkaku (o Diaoyu en chino) en el mar de la China Meridional y disputadas por ambos países asiáticos.

“China está muy preocupada y se opone firmemente a los comentarios relevantes de Japón y Estados Unidos (…) deben dejar de hacer comentarios erróneos a fin de no complicar cuestiones relevantes o tener un impacto negativo en la paz y la estabilidad regionales”, dijo el lunes el portavoz de la Cancillería china, Geng Shuang, durante una rueda de prensa.

De este modo, Shuang se refería a las afirmaciones realizadas por el presidente estadounidense y el primer ministro japonés, Shinzo Abe, quienes durante el fin de semana realizaron reuniones en el país norteamericano, donde Trump afirmó que respalda al 100 % a Japón.

Este respaldo de Trump se hizo evidente luego de que EE.UU. anunció oficialmente su apoyo al país nipón en la controversia sobre las islas Senkaku, las cuales son administradas por Tokio, pero sobre las que China también reivindica su soberanía.

En este contexto, el diplomático chino recordó una vez más la postura de Pekín hacia las aguas disputadas poniendo énfasis en que las islas son territorio inseparable del gigante asiático y su soberanía es “indiscutible”.

Al mismo tiempo, recordó que China defenderá su “soberanía nacional e integridad territorial” así como sus derechos e intereses marítimos, instando a Tokio y Washington a actuar con “prudencia”.

Pekín está en contra de los intentos de Tokio, prosiguió, para obtener el apoyo de Estados Unidos sobre sus reivindicaciones territoriales ilegales en nombre del llamado tratado de defensa mutua.

“Ninguna retórica o acción, de quien quiera que sea, cambiará el hecho de que las Diaoyu pertenecen a China, o hará vacilar nuestra determinación de defender la soberanía”, agregó.

Pekín ha denunciado reiteradas veces el acercamiento de Japón a EE.UU y lo ve como un contrapeso ante una «China en ascenso».

Estados Unidos en las últimas semanas ha elevado su tono de belicosidad en contra de China, en vista a que el gigante asiático en el futuro podría desplazar su influencia en la zona del Pacífico, así como superarlo en aspectos económicos. La respuesta china ha sido la de aumentar su capacidad militar de frente a una posible arremetida por parte de la administración Trump.

Con información de HispanTV y RT.

JA

Artículos relacionados