Así actuó la policía alemana contra presuntos violentos en Hamburgo

La Policía antidisturbios de la ciudad alemana de Hamburgo empleó cañones de agua para dispersar a una multitud de manifestantes que protestan contra la cumbre del Grupo de las 20 economías más desarrolladas (G-20), prevista para los próximos 7 y 8 de julio.

Las grabaciones compartidas en las redes sociales muestran cómo decenas de policías actúan contra los manifestantes. Detrás de los agentes se aprecian cañones de agua empleados contra la multitud.

De acuerdo con la Policía alemana, este martes, funcionarios confiscaron cuchillos, bates de béisbol y presuntos dispositivos incendiarios en varias partes de Hamburgo para presuntamente ser usados en las actividades del G-20, informó la agencia informativa Reuters.

Las fuerzas de seguridad alemanas estiman que unos 8.000 manifestantes violentos convergerán esta semana en Hamburgo, donde la canciller Angela Merkel recibirá a los líderes de los países miembros del G-20, dijo este martes el ministro del Interior, Thomas de Maizière.

Unos 20.000 policías custodiarán la cumbre ante las posibles protestas violentas.

Ale

“Extrañamente” ningún medio defiende la presunta violencia de los manifestantes ni condena al gobierno alemán por mantener el orden en la ciudad de Hamburgo, a diferencia de lo que ocurre en Venezuela, donde grupos violentos de la oposición atentan contra instalaciones y personas relacionadas al gobierno y la prensa internacional, e incluso varios gobiernos defienden a los extremistas.

Con información de Reuters y RT

JA

Artículos relacionados