Argentina acostumbrada al silencio en casos como el de Santiago Maldonado

Luego de una represión policial tras una protesta, un hombre joven desaparece por más de 80 días, sin indicios de nada, sin respuestas. ¿Dónde está Santiago Maldonado?, fue la pregunta que inundó Argentina entera, Latinoamérica, el mundo.

«En Argentina se ha naturalizado una cosa horrible entre la gente: la idea de que en los crímenes sospechosos nunca tendremos una respuesta clara», considera respecto a este hecho, la periodista y cronista argentina Leila Guerriero.

Refiere el resultado de la autopsia, según la cual, Maldonado se habría ahogado en el río Chubut. «Santiago no sabía nadar. Me pregunto qué cosa tan aterradora pasaba para que alguien que no sabe nadar se lance al río», reflexionó Guerriero.

Igualmente, la periodista citó algunos de los audios y videos del último momento en que Maldonado fue visto con vida, para argumentar que la gerndarmería argentina, principal sospechosa de la desaparición y muerte del artesano y dirigente social, «se excedió».

Además resalta como hecho notorio, la tardanza del gobierno argentino en iniciar las investigaciones sobre la desaparición de Santiago Maldonado, lo que contribuye a esa sensación de costumbre ante la impunidad a la que hacía referencia Guerriero.

JS

Artículos relacionados