Actores políticos condenan medidas contra Venezuela en Mercosur

Diputados de izquierda, incluso de derecha, se oponen a las acciones de las cancillerías de Argentina, Brasil y Paraguay contra Venezuela.

La pretendida suspensión de Venezuela del Mercado Común del Sur (Mercosur) ha generado reacciones en contra de la medida y contra los gobiernos conservadores del bloque, así como muestras solidaridad y apoyo hacia el gobierno de Nicolás Maduro.

Dilma Rousseff denunció este sábado, a través de un comunicado, que el anuncio de los cancilleres de esos tres países es un acto peligroso e irresponsable y que compromete la convivencia entre las naciones de Suramérica.

«La suspensión es un recurso extremo e inadecuado. Sin embargo, no se puede esperar mucho de un Gobierno ilegítimo que ha usurpado mi mandato por medio de un golpe parlamentario disfrazado de impeachment. La medida muestra la pequeñez del Gobierno de Brasil a las demandas de América Latina», enfatizó la dirigente, citada por Telesur.

Del mismo modo, el vicecanciller José Luis Cancela, indicó que Venezuela no debe «perder su voz» en el Mercosur y considera positivo que solicite la activación del mecanismo de resolución de controversias. Igualmente, el presidente uruguayo Tabaré Vásquez, que se encuentra de visita en Italia, aseveró que está de acuerdo con la activación del mecanismo.

Más contundetes fueron las declaraciones de la Bancada Progresista del Parlamento del Mercosur (Parlasur), que agrupa varios partidos políticos del bloque, rechazó la coordinación de los gobiernos conservadores de Argentina, Brasil y Paraguay dirigida a expulsar a Venezuela de ese mecanismo subregional y paralizar así el proceso de integración, pese a que no existen fundamentos jurídicos para materializar esta acción, afirman diversos expertos.

“Alertamos que Mercosur está siendo privatizado por los gobiernos de derecha, vulnerando la normativa del bloque, apuntando a debilitar su institucionalidad”, señaló una declaración divulgada el viernes desde Montevideo, Uruguay, reseñada por Prensa Latina.

Los parlamentarios enfatizaron que “no existe fundamento jurídico alguno en la normativa del Mercosur” para sancionar, expulsar o quitar la condición de miembro pleno a Venezuela, que en los últimos meses enfrenta una embestida de los gobiernos por razones políticas.

Esta arremetida generó también actos de apoyo a Venezuela por parte de varios cientos de personas pertenecientes a organizaciones políticas, sociales, estudiantiles, sindicales y de Derechos Humanos en Argentina, quienes se apostaron a las afueras de la embajada de Venezuela en Buenos Aires para expresar su solidaridad con el país caribeño.

No son pocas las opiniones negativas que recibe esta acción dirigida por los gobiernos de los tres países contra Venezuela. Para el diputado izquierdista uruguayo, Gerardo Núñez, la acción se da porque «hay un interés, sobre todo de Brasil, Argentina y Paraguay, de colocar argumentación política por encima de lo jurídico para expulsar a Venezuela porque no comparten ideológicamente el enfoque que ha tomado» el Gobierno de Nicolás Maduro, afirmó al portal Sputnik.

En ese sentido, el internacionalista y profesor de geopolítica de la Academia Militar de Venezuela, Luis Quintana, en declaraciones a RT expone: «Cuando parlamentarios de izquierda y de derecha están de acuerdo en que se respete la institucionalidad de Mercosur, pero los cancilleres deciden otra cosa, se nota que hay una desconexión de los gobiernos con la realidad, con la racionalidad, con el derecho e incluso con las fuerzas políticas que los acompañan».

Venezuela ha cumplido con la gran mayoría de sus obligaciones como miembro pleno, muy por encima de los países fundadores. Fuente: RT.

Venezuela ha cumplido con la gran mayoría de sus obligaciones como miembro pleno, muy por encima de los países fundadores.

JA

Artículos relacionados