Alemania pone sus barbas en remojo

El primer mandatario alemán, Frank-Walter Steinmeier, dijo que las imágenes habían sido impactantes pero que la democracia triunfaría.

Alemania emite una advertencia de viaje para Washington tras el ataque al Capitolio

Se ha dicho a los alemanes que eviten el centro de Washington, DC, tras el asalto del miércoles al edificio del Capitolio. Es una de las varias advertencias que el Ministerio de Relaciones Exteriores alemán lleva sobre el viaje a los Estados Unidos. Los alemanes han sido advertidos de que los disturbios podrían estallar de nuevo.

Inicialmente el comunicado advirtió a los alemanes que respetaran el toque de queda de emergencia el miércoles por la noche, pero amplió su advertencia al día siguiente. «No se puede descartar la continuación de las acciones de protesta, incluyendo el uso de armas de fuego. La situación general puede cambiar en cualquier momento, especialmente durante el período de transición hasta que el nuevo gobierno de EE.UU. se inaugure el 20 de enero de 2021, y los disturbios pueden estallar de nuevo», dijo en su aviso de viaje.

«Cumplan con el toque de queda y eviten ampliamente el centro de la ciudad, especialmente alrededor del área del Capitolio en Washington, DC. Eviten las multitudes donde haya posibilidad de violencia. Siga los medios de comunicación locales para estar al tanto de la situación. Siga las instrucciones de las fuerzas de seguridad», añadió el Ministerio de Asuntos Exteriores.

Violencia desatada

La advertencia vino después de que una turba pro-Trump rompiera las barricadas de la policía y asaltara el edificio del Capitolio. Mientras los merodeadores rondaban el edificio, los miembros del Congreso se refugiaron y la seguridad trató de contener a la multitud. Una mujer fue asesinada a tiros y otras tres murieron en «emergencias médicas» aún inexplicables.

La multitud se reunió con el apoyo del presidente saliente de los EE.UU., Donald Trump, quien instó a sus partidarios a marchar sobre el edificio del Capitolio. Más tarde hizo un débil llamado a la paz, pero lo negó repitiendo afirmaciones infundadas de fraude electoral masivo y apoyando su causa equivocada.

Los videos y mensajes de Trump fueron borrados por tres importantes plataformas de medios sociales, por temor a avivar aún más la violencia.  En cuanto a estos hechos, el Ministerio de Asuntos Exteriores alemán se pronunció: «Las manifestaciones contra la violencia policial y el racismo, algunas de las cuales han ido acompañadas de graves disturbios en los últimos meses, están en su mayoría de nuevo en orden», pero «la situación general debe ser vigilada de cerca ya que … la violencia podría estallar de nuevo».

Los Estados Unidos tienen actualmente una prohibición de viaje para los no ciudadanos y no residentes que han estado en Alemania o en la zona Schengen en los últimos 14 días.

Indignación y tristeza

Mientras tanto, la canciller Angela Merkel expresó que las escenas violentas en Washington la hicieron «enojar y entristecer». Pero el hecho de que los legisladores hayan vuelto a trabajar fue un «signo de esperanza». «Todos vimos las inquietantes imágenes del asalto al Congreso de los EE.UU., estas imágenes me hicieron enojar y también entristecer», dijo Merkel en una reunión de conservadores.

Además, comentó que el propio Presidente tenía que aceptar parte de la responsabilidad por no ceder. «Una regla básica de la democracia es que después de las elecciones hay ganadores y perdedores. Ambos tienen su papel que desempeñar con decencia y responsabilidad para que la propia democracia siga siendo la ganadora».

«Lamento mucho que el Presidente Trump no haya reconocido su derrota desde noviembre y tampoco ayer. Las dudas sobre el resultado de las elecciones se agitaron y crearon la atmósfera que hizo posible los eventos de anoche», subrayó.

Merkel
Las relaciones entre Alemania y USA han estado tensas desde el inicio de la pandemia.

¿Cómo reaccionaron otros políticos alemanes?

El presidente alemán Frank-Walter Steinmeier dijo que las imágenes habían sido impactantes pero que la democracia triunfaría. «Estas escenas que hemos visto son el resultado de mentiras y más mentiras, de la división y el desprecio por la democracia, del odio y la incitación – incluso desde el más alto nivel», dijo Steinmeier. «Es un punto de inflexión histórico para los Estados Unidos y un ataque a la democracia liberal en general. Pero, estoy seguro: la democracia americana es más fuerte que este odio. Las instituciones de la democracia son más poderosas que las mentiras y la incitación”.

El Ministro de Asuntos Exteriores alemán Heiko Maas fue uno de los primeros en decir que las imágenes de Washington DC mostraban un desprecio por la democracia. «Los enemigos de la democracia se regocijarán con estas imágenes inconcebibles de #WashingtonDC,» tweeteó. «Las palabras sediciosas se convierten en acciones violentas – en los escalones del Reichstag, y ahora en el #Capitolio. El desprecio por las instituciones democráticas tiene efectos devastadores.»

«Trump y sus partidarios deberían aceptar finalmente la decisión de los votantes americanos y dejar de pisotear la democracia», añadió Maas. Así mismo, el parlamentario alemán Michael Link, del Partido Democrático Libre, favorable a los negocios, dijo que los eventos en el Capitolio de EE.UU. deberían servir como una advertencia de que la democracia debe ser protegida. Pero también subrayó que Alemania no debe señalar con el dedo, dado que ha habido escenas similares de turba en Berlín, con manifestantes antibloqueo intentando asaltar el edificio del Bundestag.

«Tenemos estos peligros en todos los países», dijo. «Los acontecimientos de ayer en el Capitolio de los EE.UU. … deberían servir como una llamada de atención de que necesitamos defender la democracia dondequiera que surjan amenazas, incluyendo, por supuesto, aquí en casa», comentó.

¿Cómo es la relación de Merkel con Trump?

Merkel había mostrado su escepticismo hacia Donald Trump desde el principio. Tan recientemente como el verano pasado, se negó a viajar a Florida para una reunión del G7. La epidemia de coronavirus sirvió como su explicación. Pero su cancelación fue ampliamente vista como un repudio a Trump y sus políticas. Las relaciones entre Alemania y los Estados Unidos se volvieron tensas durante los cuatro años de la presidencia de Donald Trump.

Trump criticó repetidamente a Alemania por su gasto en defensa, quejándose de que Berlín no ha cumplido con el objetivo de la OTAN de gastar el 2% de la producción económica. Merkel y otros líderes alemanes esperan mejorar los canales de comunicación y aumentar la cooperación con Washington bajo el mandato de Biden.

Artículos relacionados